Inicio »

 
 

Capacitación y formación

 
 

Formación-Continua-Deusto-Alumni

Hoy en día no es suficiente con tener un título que nos habilita para ejercer una profesión o con haber trabajado en puestos similares. Todos sabemos y es evidente que el entorno socioeconómico en que nos movemos ha evolucionado de forma muy rápida y notable, de tal forma que la mayor competitividad registrada en el mercado laboral, junto con unas necesidades formativas cada vez más específicas y dinámicas, impulsan la demanda de enseñanzas especializadas y potencian la importancia de conceptos tales como la formación continua o la formación a lo largo de la vida.

A nivel individual asistimos a la variación constante de productos y servicios que, en muchas ocasiones, transforman los hábitos sociales. En el plano empresarial y profesional los cambios que afectan a las tecnologías y a los procesos productivos modifican los conocimientos que son necesarios para desenvolverse en la vida laboral. Y es que ahora la competitividad de las empresas no radica únicamente en la inversión en tecnología sino en el capital humano y es, precisamente, este capital humano el más difícil de lograr y mantener.

Actualmente el desempeño de un trabajo requiere más que la buena voluntad de la persona o la realización de tareas de manera rutinaria, sin pensar más allá del día a día. En el contexto actual se demandan personas competentes que tengan capacidad de aprendizaje y que al realizar un trabajo no se conformen solamente con repetir instrucciones como máquinas; deben ser conscientes para pensar de qué manera pueden mejorar las tareas que están realizando. Así, además de garantizar su continuidad en el puesto, pueden abrir nuevos horizontes que les lleven a desempeñar mejores trabajos y asumir mayores desafíos, lo que se traduce también en un factor de motivación para las personas. Todo ello implica elevadas exigencias formativas por parte del trabajador.

El beneficio de la formación redunda no sólo en el trabajador, sino también en la empresa, ya que para ambos supone una inversión para afrontar los retos que vendrán. Entre los beneficios que se pueden obtener por medio de la formación continua podemos destacar:

– Mejor preparación de los demandantes de empleo lo que implica un valor añadido para la inserción profesional y, por tanto, un acceso más favorable al mercado de trabajo.

– Favorece la igualdad de oportunidades.

– Permite al trabajador afrontar la toma de decisiones y la solución de problemas.

– Favorece la integración de las personas.

– Eleva el nivel de satisfacción en el puesto de trabajo.

– Permite actualizar los conocimientos de las personas que ya están trabajando.

– Favorece la promoción de la carrera profesional.

– Posibilidad de perfeccionar el desarrollo profesional, científico, técnico o artístico.

Debemos, por tanto, tomar conciencia de que nuestras competencias y conocimientos deben actualizarse si queremos mantener nuestra capacidad de ser empleables.

____________________________________________________________________________________________

descarga

Las ventajas de la formación online

La formación online no sólo posibilita el acceso a la educación a todas aquellas personas que no pueden acudir a clases presenciales unas determinadas horas del día, sino que aporta toda una serie de ventajas que no ofrece la formación presencial.

Flexibilidad horaria
Compaginar trabajo, familia y estudios no siempre es fácil. Si añadimos horarios rígidos y asistencia obligatoria, puede volverse en una misión imposible.

La ventaja más importante para la mayoría de los incondicionales de la formación a distancia y online, es su flexibilidad horaria: poder estudiar cuando uno quiera.

La formación a distancia y online no tiene horarios, lo que permite ser dueño de tu tiempo, marcar tu propio ritmo de aprendizaje, repartir las horas según las circunstancias, y compaginar tus estudios con tu vida laboral y personal.

Facilidad de acceso sin desplazamientos
En otras ocasiones, el problema tiene que ver con la dificultad geográfica para acceder a una formación presencial. Así, si resides en un lugar donde no se imparte el curso que necesitas, debes decidir entre no formarte o cambiar de lugar de residencia. La formación a distancia y online te permite acceder a una enseñanza reglada desde cualquier ubicación.

Es más, esta modalidad supone un ahorro importante de tiempo y dinero en desplazamientos. Tienes disponible el material docente en la red, al que puedes acceder desde cualquier parte del mundo. Y el profesor siempre está a un clic de distancia.

Amplia oferta de estudios
La formación a distancia y online llega a todos los niveles, todos los temas y todos los bolsillos.

El éxito de la formación a distancia y online ha provocado que los centros educativos amplíen su oferta e impartan cursos que cada vez abarcan un mayor número de disciplinas tradicionalmente presenciales. La modalidad a distancia y online ya abraza cursos, la formación profesional, oposiciones, grados, postgrados, masters, y todo tipo de profesiones.

Ello facilita al alumno la posibilidad de escoger estudios en función de sus conocimientos previos y objetivos profesionales.

Formación personalizada
No todos los alumnos comparten las mismas inquietudes ni tienen las mismas necesidades. Mediante la formación a distancia y online, el alumno puede enfocarse más en su propia educación, ya sea eligiendo contenidos o comunicándose de inmediato con su profesor. Es un tipo de formación a la carta.

El profesor puede realizar un seguimiento personal, conocer en cada momento los temas que han estudiado cada alumno, sus ejercicios y exámenes, cada uno a su ritmo. La formación a distancia y online pone fin a la era de un profesor y un mismo material a compartir entre todos.

Actualización permanente de contenidos
La formación a distancia y online supone una actualización constante e inmediata de los contenidos, algo que la formación presencial no puede ofrecer de la misma forma. Un libro puede quedarse anticuado, una página web renueva constantemente sus contenidos.

Variedad de formatos
De la pizarra y tiza hemos pasado a las pantallas de ordenador, con multitud de herramientas que complementan el aprendizaje. La posibilidad de integrar contenidos de diferentes soportes enriquece los programas formativos y ofrece muchísimas posibilidades adicionales a la formación tradicional.

Al emplear textos, imágenes y sonido, la información llega al cerebro por diferentes vías, y esto ayuda a asimilar el conocimiento en profundidad.

Introduce al usuario en las nuevas tecnologías de la información y comunicación
Internet no es un fin, sino una herramienta, pero sin duda una herramienta muy útil en el mundo profesional. Para los alumnos que aún no se hayan familiarizado con las nuevas tecnologías, la enseñanza online representa una oportunidad de aprender a manejarse con soltura en foros, chats especializados, videoconferencias, etc…

Equilibrar trabajo y empleo. Esta es otra de las ventajas de los programas en línea. Te permitirán convivir con ambas actividades sin padecer el estrés propio de quienes deben trabajar y, de noche, asistir a clase. Te Invitamos desde ya a consultarnos por la FORMACION ONLINE en los cursos y/o Diplomados que te interesan…

 

No comments

Be the first one to leave a comment.

Post a Comment